Kit de primeros auxilios para una boda

Este post no va de enfermedades ni nada de eso, ¡no os asustéis! Más bien está dirigido a todas las que, como yo, son unas auténticas Señoristas Pepis y, además, quieren disfrutar de la boda a la que hayan sido invitadas.

elblogdeanasuero_Primeros auxilios boda

No sé vosotras pero yo, como en los preciosos clutches que lucimos para tal ocasión no cabe nada, siempre me llevo una bolsa con todo lo que podría necesitar a lo largo del día o de la noche. En los salones o fincas de celebración de bodas siempre hay un ropero y si no es así no creo que nadie tenga malas intenciones, por lo que tampoco tenemos que estar pendientes de nuestro arsenal en todo momento.

Veamos algunas sugerencias de lo que podemos llevar:

– Unas medias de repuesto. Fundamental si te incomoda ir con carreras (yo me las hago bastante a menudo, soy un poco desastre).

Maquillaje para retocarnos. No consiste en llevarnos todo el maletín, pero sí, por ejemplo, polvos compactos para quitar los brillos, barra de labios y lápiz de ojos (yo, hasta el momento, nunca me he retocado el rímmel…).

Cepillo y pasta de dientes, desodorante y colonia, todo en formato pequeño. De paso metemos una lima de uñas por si las moscas…

Laca y horquillas si llevamos un recogido, no vaya a ser que se nos empiece a deshacer en mitad de la celebración (a mí me ha pasado).

– Una mini plancha de pelo y una goma por si acaso, si llevamos la melena lisa. A mí me regalaron una plancha muy chiquitita para estas ocasiones, ya que no es cuestión de ir cargada como una mula. Por supuesto metemos también un cepillo.

Hilo y aguja por si se nos descose el dobladillo, se nos cae un botón o cualquier otra eventualidad.

Calzado de respuesto si pensamos que no vamos a aguantar toda la fiesta con los tacones. Llegada una hora pienso que es preferible dar prioridad a pasarlo bien y no estar sentadas con cara de acelga por el dolor de pies.

– Unas Party Feet (por si alguien no lo sabe, son plantillas de silicona para poner en el zapato y que el pie lo encuentre menos duro), unas tapas SoleMates si parte del evento se celebra al aire libre (son unas tapas para evitar que los tacones se hundan en el césped), un Stick Anti-Fricción de Compeed (esto es mejor darlo en casa antes de calzarse ya que evita que los zapatos te hagan rozaduras) y un Compeed Ampollas por si al final nos han salido estas encantadoras amigas.

Todo esto a parte de la cámara de fotos, los chicles y pañuelos de papel que siempre llevo… Pensaréis que estoy loca pero he ido incluyendo cosas en la lista a medida que las he ido necesitando; aunque sí que es verdad que casi cruzo los dedos para no tener que añadir mucho más jajaja.

¿Se os ocurre algo más a vosotras? Se aceptan todo tipo de ideas 😉