Vestidos para una boda formal

Hay veces en las que somos invitadas a una boda y no sabemos muy bien qué ponernos. Si en la invitación nos indican el tipo de etiqueta, entonces lo tenemos fácil, pero si no se nos indica nada, pueden surgirnos las dudas.

Por regla general, si la boda es por la mañana, iremos de corto, pero de corto por la rodilla, no de corto minifaldero enseñando toda la pierna. Si es por la tarde tenemos más opciones salvo que la boda sea ultra formal (de tarde-noche, en una gran iglesia, con un banquete en un sitio de postín…), ya que entonces debemos ir de largo y con un vestido muy arreglado.

Si la boda es de tarde y formal, podemos elegir entre un vestido largo o uno corto de cóctel. Yo no llevaría pantalón, salvo que sea de un tejido muy arreglado como la seda o el raso, ni tampoco un traje de chaqueta porque vamos a una boda y no a la oficina… Y lo que nunca jamás llevaría es uno de esos vestidos rígidos que se sujetan por si mismos, ni uno hecho con tela tornasolada, ya que opino que los vestidos sencillos y con caída son los más elegantes y los que más nos favorecen.

Navegando he encontrado unos vestidos largos que me parecen muy favorecedores, con precio en torno a los 300 €, y que nos pueden dar una idea a la hora de comprarnos un vestido para asistir a un enlace.

Este vestido sobrio y rojo, un color que no pasa de moda, me parece de lo más elegante. Es de BCBG y queda genial con complementos dorados como luce la modelo.

La parte posterior del vestido le da un toque original con esa abertura y la espalda en pico. ¡Me encanta este vestido!

Otro vestido de BCBG, esta vez de corte asimétrico y en un verde muy favorecedor. El maxi collar le da un toque de lo más chic.

Bicolor, con escotazo y abertura de infarto, de BCBG.

Por detrás este vestido no se queda corto…

De estampado floral en blanco y negro de Hoss. Este vestido, además, está rebajado. Me gusta mucho el toque de color en los complementos para evitar ir hiperconjuntadas en blanco y negro.

Para las que tengan un presupuesto más ajustado es posible encontrar vestidos low cost muy bonitos; lo único que recomiendo investigar previamente qué van a llevar las otras invitadas para no coincidir en el modelito.

Elegante y económico este vestido azul marino de Mango que podríamos adornar con un collar babero de pedrería, ya que su sencillez admite complementos bastantes vistosos. Mango está sacando últimamente vestidos que merecen bastante la pena.

También azul, ¡parece que debes ir de este color si quieres un vestido largo low cost!, sencillo y muy económico de Asos.

Como hemos comentado anteriormente, también es posible acudir a una boda formal de tarde con un vestido de cóctel, que, en mi opinión, tiene sus ventajas: suele ser más económico, sueles poder reutilizarlo con mayor frecuencia y, sobre todo, puedes cambiarte los zapatos si no aguantas más con los taconazos sin riesgo de estropearlo por pisarlo.

Vestido de color maquillaje de BCBG. Aunque los tonos beige son muy elegantes, no suelen favorecer si no tenemos algo de color. En este caso, el vestido me gusta mucho, pero al tener volantes y escote asimétrico yo me pondría unos complementos muy sencillos, por ejemplo unas sandalias con una sola tira y, además, no usaría complementos en negro como la modelo de la foto, sino en otro color que rompa con el nude, como el fresa.

Rojo y con una sola manga este vestido de Poète, que al ser tan sencillo permite complementos más arriesgados.

En rosa claro y con encaje, también de Poète.

De encaje y muy lady de BCBG.

Tail-hem y con aplicaciones de pedrería en los hombros de Mango.

De print animal de Hoss. Este vestido me encanta para invierno, con medias oscuras como lleva la modelo.

Para las que tienen la suerte de tener un tipazo escultural, este ceñido vestido con la espalda al aire de Asos es perfecto y baratísimo.

Original vestido tail-hem, y muy económico, de Miss Selfridge.

¡Espero que estas propuestas os hayan servido de ayuda!

P.D.: Prometo que BCBG no me ha pagado un plus…

Peinados para una boda: consejos y ejemplos

He aquí uno de los temas más delicados a la hora de asistir a una boda: el peinado.

A lo mejor son cosas mías, pero encontrar una peluquería en la que me hagan lo que yo quiero resulta misión imposible. Y eso que yo voy con las ideas muy claras y con varias fotografías del resultado que espero conseguir, pero nada, no suele haber suerte.

Recuerdo que para asistir a la boda de una amiga me había comprado un vestidazo, unas sandalias espectaculares y una chaqueta a medida (vamos, que lo llevaba todo estudiadísimo y me había gastado un riñón), había hecho pruebas de maquillaje previas y tenía seleccionado el peinado: una sencilla cola de caballo con el pelo algo ahuecado. LLegué a la peluquería con las fotos de 2 famosas rubias y con flequillo, como yo, y dije: “quiero esto”. Salí con un plumero alto y un tirabuzoncillo “para adornar”, según la peluquera. Total, que gabinete de crisis en casa y entre mi hermana y yo, deprisa y corriendo, arreglando semejante cirio.

Así que desde mi experiencia (dudosa en la mayoría de los casos), os recomiendo algunos detalles a tener en cuenta a la hora de elegir peinado para asistir como invitada a una boda:

– lo primero, hay que tener en cuenta el tipo de vestido que vamos a llevar. Por ejemplo, si llevamos la espalda al aire, lo ideal es llevar el pelo retirado para lucirla.

– tendremos también en cuenta nuestro tipo de cabello. Si es muy fino, quizás las ondas no nos aguanten toda la boda.

– también me parece muy importante tener en cuenta el clima. Si es muy húmedo no recomiendo tratar de llevar el pelo liso como una tabla porque no va a durar.

– yo aconsejo llevar unas fotografías con la idea que tenemos para facilitar el trabajo a los peluqueros y no llevarnos sorpresas desagradables.

– mi máxima de siempre: menos es más. Mejor peinados desenfadados que recogidos muy elaborados que nos echan años.

– y, por último, tenemos que salir de la peluquería sinténdonos cómodas y convencidas, si no, estaremos incómodas toda la boda.

Algunas propuestas:

Una sencilla cola de caballo si no queremos restar protagonismo a nuestro vestido.

Una de los peinados más socorridos es la coleta al lado, que favorece mucho.

Los peinados con trenza me encantan. Quedan genial si tu vestido es de corte griego o tiene aires hippies.

Me encanta el recogido al lado, me parece muy elegante y juvenil.

El peinado con ondas es muy versátil, ya que podemos elegir entre darle un aire fresco y desenfadado o un toque glamouroso.

¡Espero que os gusten! 🙂

Complementos neutros para un look de boda

Quién no tiene una boda, o más, en estas fechas del año. Lo bueno de estos acontecimientos, además de lo bien que lo pasamos, es que podemos vestirnos espectaculares; lo malo es que no podemos repetir modelito si a varias de las bodas van los mismos asistentes.

Por ello, una buena opción es invertir en complementos neutros. Zapatos y bolsos de colores metalizados o nude, que podamos reciclar y utilizar en más de un evento.

Os dejo algunas propuestas, además bastante ecónomicas… ¡Espero que os gusten!

Calzado

Sandalias doradas de Zara.

Peep toes dorados de Uterqüe.

Sandalias plateadas de Uterqüe.

Zapatos beige de Asos.

Peep-toes de color champán de Parfois.

Peep-toes de charol nude de Mango.

Plateadas y de serpiente de Sacha London.

Clutches

Clutch en blanco nacarado de Volum.

Trenzado y dorado de Volum.

En forma de lazo de Bijou Brigitte.

Sobre nude de Asos.

Saquito plateado de Parfois.

Trenzado y dorado de Parfois.

Vestidos de escote asimétrico para una boda

No hay nada como no tener bodas a la vista para encontrar vestidos que te encantan y que, encima, están bien de precio. Dan ganas de comprarse alguno y desear que alguien se case y te invite para poder estrenarlo…

Esta temporada he encontrado varios con un sólo tirante o manga que me parecen espectaculares.

De BDBA:

De BCBG:

De Etxart & Panno:

De Asos: